…"Homo homini lupus". Para Castilla - Bambarén el hombre es un depredador innato, para quien el proverbio no queda como literatura, sino que se encarna en la realidad misma del Perú.
Y esta imagen es dolorosa y angustiante. Pintura monitoria por todo lo que descarnadamente nos recuerda, pero, también por lo que nos advierte, con un excelente dibujo, un extraño don de componer e inventar y un manejo desenfadado del color, que busca la exaltación timbrica para hacer mas patentes sus alucinantes escenas.


ALFONSO CASTRILLON
- Historiador
"Homo homini lupus"
Peru 1989


 

"…Como una figuración mezclada con abstracción, donde entran en juego la mascara, seres zoomorfos, fitomorfos, antropomorfos, y la metamorfosis constante de unas formas en otras. Esa es la síntesis de lo que hago. Luego viene la lectura personal y la relación de esos elementos con un asunto medio ritual, medio mágico. El texto de presentación de Manuel Munive hace referencia a componentes que han encontrado otros críticos sobre posibles relaciones con diseños precolombinos. De hecho, me siento muy identificado con ese tipo de arte y con el arte africano. También me interesa mucho el arte primitivo o el "Arte Bruto", el de los autodidactas el de los enfermos mentales o el de los niños. Encuentro una forma de expresión muy directa, un arte muy interesante. Por ejemplo, en la parte sur

de los Estados Unidos hay muchos artistas autodidactas que trabajan sobre lo que encuentran, con un ímpetu que tiene que ver mucho con la espontaneidad de los niños o con la catarsis."


Diario "El Comercio" Suplemento "Somos"
Entrevista "Del bestiario de Castilla Bambarén"
13.06.1998


"RITUAL"


En las pinturas de J. Castilla-Bambaren asistimos a la convocatoria de imágenes en metamorfosis; presencias con atributos de animales, minerales y vegetales.
Sus cuadros son como el llamado de tambores rituales; figuras danzantes que emergen de la tierra. Sobre sus cabezas explosiones de color, estrellas liquidas pueblan esta historia a la que accedemos con la certeza de no hallar fin, ni orden consecutivo alguno. Imagen tras fragmento de imagen, como en la revelación facetada de un caleidoscopio, estas pinturas nos devuelven a la palpitante memoria colectiva; la tierra su guiño cómplice y nosotros los espectadores cerrando el circulo de comunicación.


Eva Coatlicue
Mexico 1995

 

   
Contactos: totem3x@hotmail.com |
| 1 2 3 4 5 6 7
free web hosting | free hosting | Business WebSite Hosting | Free Website Submission | shopping cart | php hosting